¿Qué beneficios tiene la leche materna para el bebé?

CARDENES POSTppp-01

La Asociación Española de Pediatría (AEP) y la OMS se basan en diferentes estudios científicos para demostrar las ventajas de la leche materna para la salud del bebé:

La leche materna es muy nutritiva y saludable. Contiene todas las vitaminas, grasas y proteínas que el bebé necesita durante los seis primeros meses de vida en la proporción y temperatura adecuados.
Antes del nacimiento del bebé se prepara uno de los alimentos más importantes de su vida: el calostro. Se trata de la primera leche que produce el cuerpo de la madre y su duración es de entre 2 y 5 días. Suele presentar un color amarillento. Es ideal y primordial para la primera inmunización del bebé, además de alimentarlo durante esos primeros días.
Es más fácil de digerir que la lactancia artificial. Mejora el sistema digestivo del bebé y previene del riesgo de sufrir estreñimiento, diarrea o cólicos.
Protege su sistema inmunológico. La leche materna proporciona al bebé anticuerpos de la madre que le ayudan a combatir diferentes tipos de virus, bacterias e infecciones. Al provenir de la madre, estos son específicos para combatir los peligros a los que el bebé y esta están expuestos en su medio ambiente.

Reduce el riesgo de sufrir enfermedades respiratorias, como el asma, o infecciones de oído.
Previene las alergias. Esto se debe fundamentalmente a dos factores: el bebé está expuesto a menos alérgenos durante los primeros meses de vida y la cubierta protectora de la leche materna le protege de los potenciales alérgenos.
Amamantar al bebé también tiene efectos sobre su salud a largo plazo. Numerosos estudios afirman que los bebés alimentados exclusivamente con leche materna durante los primeros meses de vida presentan un menor riesgo de sufrir enfermedades crónicas o trastornos como diabetes, celiaquía, obesidad o algunos tipos de cánceres infantiles.
Favorece el desarrollo cerebral y visual del bebé. Los ácidos grasos presentes en la leche materna favorecen el desarrollo intelectual y visual del bebé debido a que ayudan a que se establezcan las conexiones neuronales necesarias.
Los cambios de sabor, según la alimentación de la madre, preparan al niño para aceptar mayor variedad de sabores y alimentos cuando comience la introducción de alimentos sólidos en la dieta.
Favorece el correcto desarrollo de la mandíbula, los dientes y el habla. Una succión correcta contribuye al desarrollo correcto de la mandíbula.
La lactancia materna contribuye a relajar y tranquilizar al bebé.
Crea un vínculo único y especial entre la madre y el recién nacido.

Written By
More from fcardenes-user

DERMOCONSEJERA DE SENSILIS – DIA 07-12-15

Atencion!!!!, El día 07 de Enero 2015, estara con nosotros la “Dermoconsejera...
Leer más...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *